Perder el miedo a publicar en redes sociales

Perder el miedo a publicar en redes sociales

Debemos perder el miedo a publicar. El mundo ha cambiado, el #comprador también.

Seguramente te has visto obligado/a a crear una cuenta en #facebook#instagram o #tiktok. Quizá aún no tienes una cuenta de empresa de #WhatsApp. Y peor aún, no tienes ni la más pálida de cómo publicitar tus productos en #internet.

¿Es tarde para perder el miedo?

Claro que NO. Aún estás a tiempo de implementar herramientas digitales para darle una vuelta a tu negocio. Pero antes, debes perder el miedo a publicar tus historias como emprendedor/a.

Una de las primeras cosas que debes saber e implementar, es la forma visual en la que vendes tus productos. ¡Arriésgate!

La prueba y el error es algo muy PERMITIDO en el mundo digital, de hecho, es una obligación. Gracias a las métricas de las redes sociales podemos entender el comportamiento del consumidor. Conocer el rango de edad de nuestros clientes más potenciales, aquellos o aquellas que no dudarán en comprar nuestros productos.

Y sí, quizá te estás preguntando que todo esto es muy difícil y cuesta mucho dinero. PERO NO ES ASÍ.

¿Qué necesitas para publicar? 

  • Idea: Dibuja en un papel tu idea
  • Software: Utiliza Canva (Gratuito).
  • Diseño: Elige un diseño que separe texto e imagen.
  • Imagen: Busca algo atractivo/diferente
  • Mensaje: Aprende a redactar textos sin errores

No NECESITAS nada más. No debes contratar a una agencia. A menos que no tengas el TIEMPO o la persona que pueda realizar este proceso.

Esmérate en cada publicación, diviértete con lo que haces. No tengas MIEDO a qué dirán tus clientes más conservadores. Ellos ya están mutando a un mundo de constante CAMBIO.

Si vendes herramientas de bricolaje, tus anuncios deben segmentarse a ese público, pero sobre todo, NO LES VENDAS tus productos así sin más, véndeles una alternativa: qué pueden aportar tus herramientas a su hogar o trabajo.

¿Qué pueden fabricar tus clientes en su tiempo libre?

Así que ya sabes, no huyas al cambio. Entrénate, practica y haz realidad esa idea que tienes en mente. NO TENGAS MIEDO A PUBLICAR.

Y no olvides, la relación con el CONSUMIDOR inicia con la educación y termina con la educación.

Publicaciones Similares